20 junio 2009

Consejos para iniciar un taller de manualidades

Materiales gratis para manualidades. Cómo hacer un taller. Taller gratis. Taller de manualidades. Taller para artesanosEsta es la lista de algunos materiales que puedes incorporar a tu mesa de trabajo.
Si recién comienzas, no te conviene comprar instrumentos (salvo los estrictamente necesarios). Probablemente realices gastos innecesarios justamente porque aún no tienes demasiada idea de qué precisas o qué otro instrumento cumple adecuadamente la misma función.


Lista de materiales para tu taller de manualidades

En el mercado hay tanta cosa bonita o que a uno le parece necesaria... y después no sirven tanto como uno creía.
Así que, si recién empiezas, busca en tu casa estas cosas y comienza a ubicarlas en una caja o similar donde te resulte sencillo encontrarlas.
  • Papel carbónico. 
  • Papel de lija. 
  • Papel de calco
  • Cortantes de masa (los moldes para las galletitas, por ejemplo)
  • Cola para escolares o cola de carpintero (la que tengas)
  • Pegamento universal. 
  • Punzón, compás.
  • Tijeras, trinchetas (cúter)
  • Marcadores permanentes (con los que marcas los CD, por ejemplo)
  • Marcadores comunes.
  • Lápiz de grafo, lapicera.
  • Pinceles (de tus hijos, los de pintar muebles u objetos en casa).
  • Pinturas látex blanca y del color que vas a decorar
  • Barniz acrílico 
La pintura y el barniz sí te conviene comprarlos. Porque se limpian con agua, y no precisas disolventes que a veces estropean el trabajo. Las pinturas al agua las encuentras en las casas para artesanos. Pueden ser acrílicas, látex, etc. Pero te conviene pasar por allí y comprar únicamente los colores básicos: rojo, azul, amarillo y el blanco y negro.
Mantener un orden en los materiales ayuda a agilizar la tarea
Taller de manualidades. Reciclar. Ideas para hacer un taller. Artesanías

¿En la lista hay materiales que no encuentras en casa?

No compres nada sin antes revisar en casa, y si no encuentras nada de lo que sugiere la lista, ¡espera un poco!
Muchos instrumentos parecidos comienzan a aparecer luego que empezamos a trabajar. Y no por magia, sino porque nuestro cerebro comienza a percibir alternativas y posibilidades.

Por ejemplo: no encuentras cortantes de masa porque no haces galletitas. Pero las tapas de envases (redondas, cuadradas) te permiten cortar la pasta de papel maché con la misma facilidad que los cortantes que compras en los locales para artesanos. Claro, no tienen formas bonitas. No te preocupes. Puedes darle otras formas con una trincheta, una vez que el papel maché se seca.

Si tienes hijos que van a la escuela o liceo, es probable que muchos de los materiales ya estén en casa…Es cuestión de pedírselos a ellos cuando los necesites.

Para la mayoría de las cosas puedes encontrar un sustituto.
En lugar del pincel de filetear, con el que realizo detalles delicados a los objetos, utilizaba escarbadientes (uno para cada color porque -aunque los laves con agua- no quedan bien limpios).
Sé que no es lo mismo pero me sacó de apuro muchas veces.

También pinté en algún momento con cotonetes y en otras con una pinceleta para pasar la tinta o con unos viejos pinceles de maquillaje.

En lugar del papel carbónico, muchas veces pasé lápiz negro por la parte de atrás del dibujo pintando suavemente una mancha que cubriera la línea del diseño. Al colocar el dibujo sobre el lugar donde quería aplcar el diseño, esas marcas actuaban de carbónico al pasar una lapicera sobre las líneas.

Es decir, busca y rebusca. Entrena tu mirada para aprender a ver diferente. Apuesta a tu creatividad y prueba alternativas. No dejes de empezar a transformar porque los materiales te faltan.
Empieza, y todo se acomodará a medida que avanzas.

Comparte este artículo. Ayuda a que a más personas les entusiasme la idea de reciclar. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Qué bueno. Parece interesante esto que haces